Encanto permanente.

Permaneces en mis pensamientos, porque tus manos han acariciado mi cuerpo, y no es un delito recordar el frenesí que nos envuelve durante horas, el pecado sería dejar morir este delirio que hace sentirnos vivos a cada segundo.

Es indescriptible el deleite de tu evocación, llena de encanto que día a día me renueva, haciéndome sentir una especie de fantasía intento tener el control, pero prefiero amarme por ti, a vivir sin ti. 

Y sin más preámbulos se hundió en sí misma homenajeando al hombre  dueño de sus corrompidas locuras.

 

Fotografía: Nicotina

Amarte, amarme 💕👐

A post shared by Nicotina® (@nicootina_) on

Advertisements

Encanto prohibido.

Una vez más estoy a la espera de tu llegada, ladrón de primaveras: porque me enloquecen las caricias de esas manos prohibidas,me enardece el roce de tus dedos en cada centímetro de mi piel.

Tus manos se han vuelto un vicio del que no quiero salir, el delicado sentir de tus dedos mientras me envuelves en el calor de tu cuerpo.

Regalame la dicha de disfrutar esas manos benditas, que hacen melodía con mi alma.

Al verte y recibir ese beso anhelado me doy cuenta que estoy en un encanto, prohibido para los demás, pero no para este frenesí inigualable.

2018-01-19 11.22.38 1.jpg

Jueves 8:30 a.m.

Como todos los días iniciaba mi rutina a las 5 a. m. Con un suspiro y diez palabras motivacionales.

Con la brisa y el viento en contra, aprendí a taparme con el frío de tu ausencia, mientras acomodaba la casa de mis sueños.

De 6:30 a 7:00 me dedicaba a perder tiempo indicándole al perro como ser el guardián y no aferrarse a la mirada de una chihuahua.

Con una sonrisa en la cara y con el corazón en la mano comenzaba a preparar café, aunque hayas hurtado los ojos de mi alma podía verte sentado con la mirada fija en el periódico.

A las 8:30 a. m. Con 4 tazas de café, los pensamientos más revueltos, y el Viernes pisándome los talones, decidí huir al jardín más cercano, muy lleno de vida y con unas flores celestes que reflejaban paz, me dí cuenta que estaba viva, que las lágrimas eran de libertad y no de tristeza, que el lamento era por el tiempo perdido, y que la soledad siempre había estado conmigo, aún cuando tú querías ocupar su lugar.

IMG_20171219_230223.png

Romanticismo y gemidos.

tumblr_nwc3zgHUrQ1uc0ww3o1_500.jpg

Como un artista perfecto, pasó delicadamente los labios por su alma, plasmando días de espera en cada mirada, ya no era necesario un café para despertar, el calor de los cuerpos la hacía regresar a la tierra, como un caballero tomó el control de su cuerpo; poseyendo cada centímetro de su vida; dejando lo bueno y borrando con caricias un pasado tormentoso, un deleite se formaba entre los dos; no había necesidad de prometer estrellas, porque ella solo quería perderse en esos ojos llenos de deseo y nunca encontrarse, con las sábanas arrugadas y la música a su favor, disfrutaron del arte de aquella habitación.

Tenía tanto que no era nada

Mi cerebro necesitaba un café, pero mi vida algo más…

Pero lo tenía todo, y todo incluía cualquier cosa material, sin embargo a mis mañanas les hacía falta un beso durante el amanecer.

Me hacías falta tú, hombre de mis noches, dueño de mis suspiros y deseos bajos,

no pretendo perderme en tu mirada, el capricho es extraviarme en tu alma.

Mi corazón anhelaba encontrar un amor como el tuyo, capaz de hacerme sentir mariposas en el estómago, durante la espera de tu llegada.

Y aunque esté en una cafetería no dejo de pensar en el amor que me mantiene firme y despierta todas las noches, ni en los ojos que me conducen al paraíso que aspiraba. Benditos tus brazos que me regocijan cuando tengo frío, agradezco a tus labios por enamorarme con cada beso, y a ti por enseñarme a vivir.

bbbb

¡Benito Juárez merece estar en mi blog!

Un hombre humilde, sensato, caritativo, y con gusto por la política.

Benito Juárez se merece un lugar en mi blog, le regalo miles de palabras. Si piensan que hablaré del Presidente mexicano están equivocados, aunque sus cualidades sean parecidas, son dos personas diferentes.

18951422_10210752124773276_6642477116940787187_n.jpg

Le escribo al hombre sampedrano, que cruzó la frontera en busca de un sueño que ha ido construyendo, un excelente hijo, hermano, tío, padre y ahora abuelo.

Un hombre visionario que vela por los suyos y por las demás personas, principalmente por los inmigrantes latinos, es indescriptible el trabajo que realiza día a día, por cada ser humano que necesita de su ayuda. Y es de aplaudir esa valentía, es de admirar la fuerza con la que ha logrado salir adelante.

No me alcanzan las palabras para poder describir al hombre guatemalteco, que a pesar de la distancia no se olvida de sus raíces.

Un espíritu luchador y un alma alegre, son características del hombre, que vino a la vida un 24 de Septiembre.

Le agradezco a Dios por brindarle un año más de vida, y le pido que sean muchísimos más.

Mis mejores deseos siempre.

¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS AL MEJOR!!

Enviciame

Enviciame de amor, dueño de lo ajeno, hurtame con tu calor, el frío de mi corazón. Explora mi alma para encontrar la receta perfecta, apoderate de mi mente y obligame a ver tus ojos color miel.

Dedicame las madrugadas que robaste años atrás, obsequiame la Mar para dejar ir las canciones que me prohíben pensar en tí.

Enviciame con tu olor, y enloqueceme con tus miradas, absorbe mis conversaciones y ahoga mis enojos con un beso acompañado de una caricia.

Enamorame sin miedo, que puedo quedarme a tu lado enviciada de este amor. imagenes-de-amor-cristianas-tumblr-2-e1481212573917.jpg

En un rincón.

Completando los pedazos de mi corazón me quedé acorralada en un rincón, esperando a que pasaran los días, los meses y los años.

Feliz de la vida, sumergida entre libros, no sentí el frío que inundaba mi cuerpo. Tomé precauciones con las aventuras para no enamorarme.

Aprendí tan bien, que ahora estoy perdiendo la batalla, ante un hombre que se ha vuelto el personaje de mi libro favorito, podría dedicarle la Luna, llena de suspiros y enredos.

Y no me importa perder una vez más, que de algo estoy segura, si se ha vuelto el muso de mis letras, el jefe de mi insomnio ha de estar haciendo algo bien para aparecer tan noche en mi pensamiento.

Respira, amor.

Amor mío respira, no absorbas vacío, deja que se vaya, no creas que estoy en la puerta para irme, sería una tontería salir, no cierres los ojos, ni tomes mis manos, ni pienses llevarte mis nudillos a la boca para poder darles un delicado y duradero beso muestra de tu arrepentimiento, no vengas a improvisar ojos llenos de cristales, quisieras atravesarme para volver a ser un pecado, no te confundas no estoy en la puerta por eso, te has quedado petrificado al querer lanzar una flecha de excusas, no es el primer engaño, hacía ti. No creas que viví engañada, te he recordado en las mañanas por la tranquilidad que me da al no tirar una almohada como sinónimo de advertencia, esperando a que te fueras, he estado en contra de la violencia, pero fui capaz de abusar de ti cada madrugada, no te preocupes que puedes quedarte con la fotografía en dónde nos damos la mano.

No me voy, hace tiempo me perdí en el viento, vengo de visita, me preocupa que pienses que tienes mi amor, y la autoridad para robarme noches y mañanas. Espero que hayas puesto atención y ya no te aparezcas en mi puerta cada madrugada.

Se cayó la última pestaña.

Con una taza de té recordó la primera pestaña que se cayó tras tu partida, con el alma deshecha se daba cuenta que ya eran cinco pestañas en tres días, su casa un mar de lágrimas, intentando  coser sus alas para aprender a volar otra vez, cada vuelo fallido era un quejido de dolor por sí misma, sus rizos llenos de historias dolorosas, un cuello que pedía a gritos que fuesen borrados tus besos, sin conciencia alguna se fueron cayendo esas pestañas fuertes y volteadas que adornaron los ojos que un día brillaron de tanto amor.

Y allí estaba la última pestaña, como una compañera aferrada, testigo de las noches que despierta se quedó lamentando la pérdida de tú calor, y cuando menos lo pensó  se cayó la guerrera, una lágrima de felicidad fue la culpable, producto del nuevo ladrón de las madrugadas.