¡No te escapes!

Todos los seres humanos tenemos problemas de acuerdo con su edad y situación económica, familiar y amorosa. Pero bueno, todo es parte de la vida… NO QUIERO HACERTE CONCIENCIA COMO UN VÍDEO DE REFLEXIÓN, QUE SI ESOS NO HAN FUNCIONADO NO QUIERO TENER ESE PAPEL.

¿Sabes qué ganamos huyendo de los problemas? No enfrentarlos, y no tener que pensar en como solucionarlos… seguir siendo NADA. Porque después de la última gota de alcohol, del último cigarro, de la última inhalación y de todos los efectos que estos producen, regresas a lo mismo…

Deja de hacerte el mártir por algo que tú puedes arreglar, está bien un poco de show pero no te sobrepases, y deja de causar lastima, porque en serio eres patético.

Quierete un poco, y deja de pensar que necesitas una persona al lado para que ella te diga cuanto vales, y lo que eres capaz de realizar. ¡Mírate al espejo y échale piropos al sujeto que ves! ¡Agarra fuerzas de donde sea, y sal adelante!

Porque mañana te estarás arrepintiendo de todo lo que no viviste, por refugiarte en una zona de confort y no hacer frente al problema. Deja de soñar en esa nube tonta, que si no tienes un plan, nunca llegarás a la meta y seguirá siendo un sueño.

Felices fiestas de fin de año.

Advertisements

¿Y si me ahogo?

Todos tenemos conceptos diferentes del amor, típico en los humanos. Algunos piensan que no existe, otros que esta basado en el sexo, hay quienes se imaginan un cuento de hadas. Últimamente he escuchado que es mejor ser amado que amar, porque le tienen miedo al sufrimiento “ahogarse”.

Hey cariño¿ Y si nos tiramos al mar sin salvavidas? Dale, sería magnifico que aprendieras a nadar. Ser el primero en amar,enamorarte de los sentimientos y después del físico. Más vale decir lo intenté a llorar por pensar cual hubiera sido el resultado. No te atemorices por no saber nadar, puede ser que te ahogues pero estoy segura que no morirás.

Es mejor vivir lleno de mariposas en el estómago a estar soñando con algo que quizá pase. Construye momentos y no te quedes sentado esperando a que pasen.

Somos el lienzo de un pintor.

Con trazos sofisticados, y colores extrovertidos un pintor me describió… Me dí cuenta que era el reflejo de un momento de felicidad, lo que el necesitaba, o quería.

Tomó en cuenta los detalles que me hacían única, la sonrisa reflejo de mi felicidad momentánea.

Un segundo artista me retrató en una silueta de soledad, presa del rojo y negro como símbolo de mis pecados y malicias.

Al final del día me quedé con los colores extrovertidos del primer pintor,  somos el producto de un pensamiento,del miedo, de anhelos y aspiraciones. En donde los momentos se vuelven colores y se encargan de transmitir todas las emociones que somos capaces de provocar.

Siempre conoceremos a alguien que estará dispuesto a pintar un nuevo lienzo, sin importar la estampa del autor anterior.

A flower does not think of competing with the flower next to it.It just blooms.

Me tardó más una taza de café

Tardó más mi taza de café que tu amor.

Mi café era mejor que tú, más fuerte y concentrado en hacerme disfrutar, tú no eras ni cremora.

Aunque no me gustan muy dulces, o con caramelos y un sin fin de cosas que le colocan hoy en día… Tú me gustabas con tus manías, porque a veces lo simple necesita de algo, para ser radiante.

Todas nos hemos topado con una taza de café sin sabor, muy caro, para ser tan malo. Porque caro es el precio que pagamos por equivocarnos en elegir una simple taza de café.

Tardó más una taza de café que mis ganas por retenerte a mi lado.

Porque no hay nada mejor que una taza de café fuerte y caliente para darte cuenta del error que has cometido.

 

Ayúdame a sobrevivir a tu amor

Era muy temprano para pensar, solo quería recordar tus caricias,me intriga apreciar tus ojos, cuando estás envuelto en mi ser. Mientras daba vueltas en mi cama me dí cuenta que,el amor es una muerte anunciada, aunque intentes no lastimarme, lo harás.

Sin pensar más me senté para darme un abrazo, de fuerza porque sé que te irías, pero es difícil olvidar el  reflejo de mi alma en tus ojos. No eras tan malo como parecías, ni tan bueno como te creí.

Pecamos en silencio y el Universo se deleitó con este amor, con unas manos cálidas, me arrullabas, cual niña. Ayúdame a sobrevivir a estas lágrimas que inundan mi cara, de impotencia al no ser tan valiente para hacer que te quedes a disfrutar de la vida conmigo.

Hiciste que te amara, hasta llorar. Porque ni un cigarro me tranquilizaba tanto como tus palabras al oído. Ahora tendré que fumarme otro, mientras espero que amanezca.

Porque las mejores cosas suceden cuando los demás están dormidos, y nuestros sentimientos están a flote de piel. Listos para ser expuestos y consumidos.

Ayúdame a sobrevivir a tu amor, a tus caricias y esos ojos verdes, de los que fui esclava.

Ayúdame a sobrevivir a tu amor.png

 

 

No te marches, todavía.

Aunque sea época de frío, el calor de tu ausencia inunda la habitación. Estamos obviando la tristeza de tu partida, dile a tus maletas que no corran a la puerta. Pronto podrás irte, mientras tanto acompañame con una copa de vino para cerrar la clausula de nuestro amor.

Mientras te sirvo no puedo dejar de pensar en lo maravilloso que te ves con pantalones, un rostro más relajado, aunque tengas los ojos llorosos, el reflejo de tu felicidad.

Brindemos por los buenos momentos. Unos perfectos amantes bajo una Luna que admiró nuestro amor, junto a las estrellas.

Toma un sorbo, mientras recuerdas mis labios en cada parte de tu cuerpo, yo tomaré uno en el nombre de los suspiros que ahogaste con tus besos, cada vez  que reclamaste mis movimientos.

No es necesario que tengamos un discurso de despedida, si al final. Solo cuenta lo perfecto que fue mientras duró. No creas que tienes derecho a otra copa, no puedes ser libre si estás atado a tu pasado y con un vicio.

Déjame tomar tu copa, como símbolo de paz y afecto. La guardaré como todos los momentos que vivimos entre vino y calor.

Puedes marcharte, y si no crees estar listo; me marcharé antes de que terminemos en la alfombra de la sala.

pareja-vino

 

No me robes suspiros.

No me robes suspiros, amante de lo ajeno, quedate en silencio y no digas más, porque cada palabra me llena, cada beso me complementa y esta distancia no la soporto ya.

Devuelme los pensamientos que has acaparado, porque no quiero un centro lejano, sino uno fuerte, intenso pero delicado.

No me beses por impulso, ni por deseo, hazlo porque tus labios no puedan separarse de los míos, dueño de lo ajeno.

Devuelme los suspiros que te he dedicado durante largas horas, la noche tiene tu nombre,la luna tus caricias mientras la sábana guarda el calor de tu cuerpo.

Quiero ser yo la que te robe suspiros, la que invada tu mente, y sea dueña de tus noches.

No creas que le escribo a un hombre durante la madrugada reclamándole los suspiros que me está robando, deja la diversión y concentrate tanto como para darte cuenta que esto no es por ti. 

La aurora en invierno. 

Una tarde de Noviembre me recuerda la aurora en tu piel, hermosa pero fría, sin dudar la contemplé, sin balancear te acaricié, sin aliento me quedé, con el corazón en la mano te ame, qué lastima que la aurora se acabe y nuestro amor termine, lastima no encontrarte en la tranquila y majestuosa noche. Tan frío como el invierno, pero hermoso como la aurora, el viento soplaba y mi corazón se aceleraba por otra aurora más, en la noche nunca te encontré, ni me esforcé por buscarte tan prohibido eras que sabía que no iba a encontrarte.  Te robé más de un atardecer, pero nunca te entregaste en un anochecer porque a otra mujer tenías que enloquecer. 

Logré florecer una vez durante cien años de vida.

La fría madrugada pero acogedora me hizo recordar a esas flores que un día me adornaron. 

Unas espinas hermosas sin un porqué invadían mi ser, no necesitaba caricias para vivir, acostumbrada a la frialdad, la soledad era el resultado. 

Un día alguien quiso tocarme, acariciarme, con una mente negativa, acepté. A un sendero desconocido entré, recuerdos y suspiros inundaron mis sentimientos escondidos, florecí. 

Me sentía viva, hermosa, halagada, descansada, en paz. La armonía curaba mis pensamientos, la locura manejaba mis sentimientos. Pasaron los días, las mariposas, las citas, y los besos. Algo raro ocurrió, las flores comenzaron a perder su color, la vida, la esencia, la desesperación era mi comandante, la duda mi asesora y la desilusión mi amiga. 

Nada cambió y todo empeoró, era el fin, mis flores cayeron, mis espinas quedaban al descubierto, sin embargo, aprendí a que sigo siendo flor aunque tenga espinas. 

Una vez logré florecer en cien años, tomé nota de lo aprendido y escribí. 

Cien años vivimos, una vez florecemos, por eso no hay que dejar que cualquiera nos haga florecer. 

Y si, soy un cactús. 

El tiempo

Dame tiempo, tú tiempo, no permitais, que vosotros terminemos esclavos de los segundos, si en realidad me quereis no me arranques de tu piel, no me borres de tu mente. 

Atraviesas mi abanico, controlando mis ojos, viendo lo más profundo de mi ser, de mis deseos. 

Abarcas mi mundo si prohibido eres, más prohibida soy yo, esperemos el encuentro, no hay prisa, corramos para ser felices, con elocuencia a lo que hemos vivido.