Amor mío respira, no absorbas vacío, deja que se vaya, no creas que estoy en la puerta para irme, sería una tontería salir, no cierres los ojos, ni tomes mis manos, ni pienses llevarte mis nudillos a la boca para poder darles un delicado y duradero beso muestra de tu arrepentimiento, no vengas a improvisar ojos llenos de cristales, quisieras atravesarme para volver a ser un pecado, no te confundas no estoy en la puerta por eso, te has quedado petrificado al querer lanzar una flecha de excusas, no es el primer engaño, hacía ti. No creas que viví engañada, te he recordado en las mañanas por la tranquilidad que me da al no tirar una almohada como sinónimo de advertencia, esperando a que te fueras, he estado en contra de la violencia, pero fui capaz de abusar de ti cada madrugada, no te preocupes que puedes quedarte con la fotografía en dónde nos damos la mano.

No me voy, hace tiempo me perdí en el viento, vengo de visita, me preocupa que pienses que tienes mi amor, y la autoridad para robarme noches y mañanas. Espero que hayas puesto atención y ya no te aparezcas en mi puerta cada madrugada.

Advertisements