Si te vas a ir, deja plantado un árbol. Voy a necesitar vida y una fuente de energía, para recuperar las que llegué a perder contigo.

Antes de partir, regresame mi paz; la que robaste desde el primer día.

Dejame todo lo que te de di a ciegas, a manos abiertas. Por el corazón no te preocupes, ya tendré otro. De tantos bosques para perderme tu hubieras sido mi preferido, porque en tan pocos días ya no encontraba el camino.

Al final no todo es malo si ya no estás, se refuerza mi intuición y ya ni habrán más dudas, ni pesadillas, mucho menos miedo. Ni suspiros ahogados porque ni eras el correcto.

Gracias por mis espinas, no regreses a querer sanarlas, pueden lastimarte.

Regresame los ojos del alma, para poder ver quién es el próximo en querer hacer florecer a un par de espinas✨

Advertisements