Tags

, , ,

Estábamos sentados en la sala, tú precioso como siempre; con ese traje azul marino que resaltaba el celeste de tus ojos, cada cabello rubio volviéndome loca y es que no paro de pensar en ti.

Nuestras miradas se cruzaron mientras reíamos, el tiempo se paró, nos besamos, un beso perfecto; sentía mariposas en el estómago, tus manos entrelazadas con las mías haciendo del momento un hermoso recuerdo.

Dicen que el amor mata, entonces; quiero que me mates con caricias.

image

Escritora irracional 🌵

Advertisements